Gobierno argentino anuncia acuerdo con sector automotriz, pero se mantiene llamado a paro nacional

El Gobierno de Argentina, ha anunciado este miércoles la firma de un acuerdo para bajar los costos de producción del sector automotriz, considerado el más pujante de su economía, informa la agencia Reuters.

El pacto fue rubricado por las empresas del ramo, los sindicatos y el Gobierno, como una forma de enfrentar la caída de las ventas a Brasil, principal destino de sus exportaciones.

Mauricio Macri, presidente de la nación latinoamericana, fue el promotor del acuerdo que pretende que las compañías automotrices calquen las condiciones logradas con el sector petrolero: rebajas impositivas y concesiones de los sindicatos.

Previo al encuentro gubernamental y debido a las presiones de la clase obrera, el secretario general del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata), Ricardo Pignanelli, desmintió que en las negociaciones se estuvieran discutiendo las modificaciones a la contratación colectiva de los trabajadores. No se habló de “ninguna flexibilización”, dijo.

“Para nada hablamos de modificaciones de convenios ni de acciones que rocen el convenio colectivo de trabajo. El tema fue exclusivamente un proyecto de levantar la producción”, publicó la estatal agencia Telam.

Intenciones

La apuesta del Gobierno argentino es que ese acuerdo derive en la creación de 30.000 puestos de trabajo y la producción de un millón de autos al año para el 2023.

Cabe destacar que la producción de automóviles cayó un 29,7% (en febrero del 2017), según un informe de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa).

En el 2011, Argentina produjo la cifra récord de 828.771 vehículos, pero desde entonces los niveles de fabricación descendieron hasta 472.776 unidades en el 2016.

Paro en puertas

Este acuerdo del Gobierno con el sector automotriz, ocurre en medio de crecientes movilizaciones de trabajadores que rechazan las medidas económicas implementadas por Macri: despidos, suspensiones y la llamada flexibilización laboral.

Adicionalmente, los trabajadores exigen a las centrales que se ejecuten las “paritarias”, un acuerdo tripartito anual (Gobierno, empresas y sindicatos) para regular los aumentos salariales y que aún no han sido realizadas.

Durante una entrevista ofrecida a la Radio Nacional de Argentina, Juan Carlos Schmid, uno de los dirigentes de la Confederación General del Trabajo (CGT) consideró que “el paro es irreversible”.

La CGT, forzada por sus agremiados, ha señalado que un paro general de actividades podría realizarse en abril, mientras que la Central de Trabajadores de Argentina (CTA) y la CTA autónoma, convocan a un evento similar pero el 30 de marzo, informa TeleSUR.

Empleo o salario

No obstante, ese acuerdo del Gobierno con el gremio automotriz tiene varias interpretaciones.

Pedro Lanteri, periodista argentino, integrante de la Red de Comunicadores del Mercosur (RedComSur) explica que “se trata de la negociación, con un sector del sindicalismo que, bajo la falsa premisa de mantener fuentes de trabajo, negocian la flexibilización laboral y atienden el pedido del ‘macrismo’ para que el paro convocado por la CGT sea un ‘paro blando’”.

Para Lanteri, el sector automotriz argentino enfrenta además la imposibilidad de “colocar su producción en el mercado interno”.

Ernesto J. Navarro

Fuente de noticia

Fuente: Gobierno argentino anuncia acuerdo con sector automotriz, pero se mantiene llamado a paro nacional