El talento es silvestre en torneo de básket del Distrito Nacional

Santo Domingo.-Seis partidos y cuatro fechas bastaron para que el talento al servicio del Torneo de Baloncesto Superior Masculino del Distrito Nacional Virgilio Travieso Soto de 2017 se dejara sentir con brillantes puestas en escenas.

Nativos de cartel que han cumplido con su rol y refuerzos con excelente nivel en ambos costados de la cancha es la credencial que ostenta en sus primeras presentaciones el evento dedicado a Humberto Rodríguez, exseleccionador nacional.

Gerardo Suero, el escolta de Mauricio Báez que se llevó el título anotador en 2016, ha brindado dos excelsas actuaciones en los triunfos de los mauricianos que comandan el Grupo A.

Suero enterró a Huellas del Siglo el pasado domingo con una joya. Anotó 28 de sus 31 en la segunda mitad del encuentro dominical que concluyó con marcador de 105-102 a favor de los de Villa Juana.

Su compañero Brayan Asbury ha sido gregario de lujo. El delantero norteamericano es uno de estos tipos que puede hacerlo bien todo. Asbury ayudó a Suero con 22 tantos en la tanda dominical. Mauricio Báez está repleto de talento, gracias a la presencia de Rayner y Diego Moquete, Danilo Núñez y Johansi Minaya.

Huellas, que tiene registro de 1-1, no se queda atrás. Cuenta con un arsenal que mete miedo. El refuerzo Chris Moore parece continuará con su performance ofensivo del torneo pasado, pues se ha mostrado igual de consistente que en 2016. Pero es Luis Flores el que verdaderamente sorprende. Este exNBA ha enseñado unas condiciones físicas envidiables, a pesar de sus 35 años de edad. Flores ha anotado más de 20 puntos (23 en ambos) en sus dos encuentros, una hazaña que igual ha realizado Moore.

Huellas del Siglo tiene al importado Omar Reed y al nativo Herbert Graham, quien ha anotado siete triples en su primeros dos choques. Bameso y Los Prados, los dos clubes que completan en Grupo A, son igual un jardín en el que el talento joven germina silvestre, aunque es el veterano Alberto Ozuna quien lleva el timón. Prospectos como Maicol Mendoza y Jeriel Henríquez lucieron muy confiables y con muchas habilidades durante el aguerrido encuentro frente a Huellas del Siglo.

El conocido refuerzo Terrence Shannon es el hombre que orquesta el ataque de Los Prados, con un Elvin Valera, un producto del programa de selecciones en categorías menores de la Federación Dominicana de Baloncesto (Fedombal), como el director del costado defensivo.

La intensidad de Valera en ese lado de la cancha es lo que tiene enamorado a muchos desde el torneo de 2016. La puntería a distancia del joven Wilson Pilarte es algo que poco querrán perderse. Pilarte fue el causante de los dos tiempos extras que necesitó Mauricio Báez para disponer de Los Prados en la noche inaugural.

El Grupo B es igual de talentoso. Hay material de lujo, especialmente en San Carlos y Rafael Barias. San Carlos impresiona por tener un grupo de jóvenes provenientes de sus fincas. Erickson Sánchez, Kevin Pérez, Kevin Valdez y Chayanne de la Cruz son la punta de lanza de ese grupo. Roberto Aunque es un producto de Villa Francisca, Tamarez es otro talento en ciernes que deja sus huellas en San Carlos desde el evento pasado.

El importado Lovell Cook invita a seguirlo de cerca, porque cuenta con herramientas que pueden ser un gran atractivo para los fanáticos y un peligro para sus contrarios. En el Rafael Barias solo basta con mirar la planilla para darse cuenta que vale la echarle el ojo a ese combinado.

Manuel Fortuna, un miembro de la selección nacional de baloncesto, y un no menos importante Joel Ramírez fungen como los directores de la talentosa orquesta bariana, que igual tiene en sus filas a José Fortuna, Frankly Milián (refuerzo sub-25) y a los conocidos extranjeros James Maye y Lester Proper. El Millón, semifinalista en la contienda pasada, tiene una nómina que mete miedo. El refuerzo nativo José Corporán, el importado Gideon Gamble y el ala pívot Manuel Guzmán pueden ser una mezcla a dar muchos dolores de cabeza en la justa.

El Millón también cuenta con el vegano Adonis Núñez, un producto del programa de Fedombal, que juega como refuerzo sub-25. San Lázaro tiene al legendario ex capitán de la selección nacional de baloncesto, al conocido refuerzo Evan Brock, cuyo sensacional juego ha deleitado a los fanáticos en distintos lugares de República Dominicana.

Fuente: El talento es silvestre en torneo de básket del Distrito Nacional