Dominicana bateó .058 en posición de anotar en derrotas

SANTO DOMINGO. Cuando cualquier amante del béisbol abra en su disco duro el archivo Clásico Mundial 2017 y toque la carpeta quisqueyana sobresaldrán el ambientazo que los criollos llevaron al Marlins Park, el trabuco de equipo que confeccionaron, las palabras de Dellín Betances sobre su doble nacionalidad y la magia defensiva de un Manny Machado, que tampoco vaciló como Alex Rodríguez a la hora de escoger su franela nacional.

Pero cuando busque una explicación de por qué esta vez los duartianos no pudieron levantar la corona la primera explicación será que no se bateó cuando hubo corredores en posición de anotar. Tampoco será inolvidable la labor arbitral de Will Little.

El equipo de Tony Peña dejó a 51 hombres en las bases a la espera de ser remolcados en los seis partidos que disputó, una media de 8.5 por juego. De ese total 17 se quedaron en las dos derrotas, nueve ante Puerto Rico y ocho frente a los Estados Unidos.

“El juego no se perdió por la alineación. El juego se perdió porque no bateamos en el momento oportuno”, comentó Peña tras el choque que eliminó al equipo. “Es muy difícil ganar un partido de pelota cuando tienes a 11 jugadores en base y no pudimos dar el batazo que nosotros necesitábamos”.

El rally que pudo hacerse en esa primera entrada ante los boricuas el martes todavía no cicatriza cuando el equipo llenó las almohadillas sin out, pero fue incapaz de pisar la goma. Tampoco el primero, ganando 2-0, ante los norteamericanos el sábado con Nelson Cruz en tercera y Carlos Santana en segunda y un out, pero Starling Marte falló con rodado al campo corto y Adrian Beltré con rodado a segunda.

La escuadra que buscaba la defensa de su título apenas bateó para .189 con hombres en posición de anotar al conectar solo 11 imparables en 58 visitas al plato. Fue otro indicador que lució horrible en las derrotas, allí el Plátano Power fue inofensivo al irse de 17-1 ante boricuas y estadounidenses, es decir .058.

El único imparable productor con hombre en posición de anotar en las derrotas lo conectó Santana cuando frente a los dirigidos por Jim Leyland bateó sencillo al jardín derecho en el primero para el 2-0.

“No tengo que apuntar a ninguno”, dijo Peña. “No había ninguna clase de presión, pero tal vez quisieron hacer demasiado… tal vez estaban un poquito ansiosos. Es igual que un boxeador, cuando lo tienes sobre las cuerdas y no lo terminas. Nosotros no lo pudimos terminar”.

En un equipo lleno de “cuarto bates” como dijo José Bautista, apenas hubo cinco robos y se poncharon 34 veces.

Fuente: Dominicana bateó .058 en posición de anotar en derrotas